Marketing

Marcas sin Posicionamiento

Marco Arroyo / Septiembre 2019
Star News - Marcas sin Posicionamiento

Tu empresa en peligro de extinción

Posicionamiento es una palabra de moda que los autores Al Ries y Jack Trout en su libro con el mismo nombre introducen a la mercadotecnia en los años 70s y apenas en los 90s se empieza a manejar. Hoy en pleno 2018 existen aún muchas empresas mexicanas que no entienden ni logran consolidar su posición en el mercado.

¿Te has puesto a pensar en qué posición está tu empresa frente al consumidor?, no tu producto, sino tu marca, ¿qué piensan de ella y qué tan leales le son?, si solo te compran por precio, déjame decirte que tu empresa está en posible extinción.

El humano es un ente emocional y si logras que a tu marca le tengan amor y respeto, tendrás empresa para rato; claro, siempre y cuando innoves o te dispongas a hacerlo. Tristemente aun hay quienes le dan más importancia al producto que a la marca y eso los llevará a un inminente fracaso.

Ejemplo:

INTEL se concentró en su marca y la viralizó en contra de muchas ideas. Al ser un producto industrial (componente de una computadora), debería haberse concentrado en solo vender a los fabricantes de computadoras pero no fue así y hoy es el líder en procesadores. INTEL no te vendía un procesador sino velocidad y diversión, logrando con ello un fuerte posicionamiento.

¿En qué consiste el posicionamiento? Lograr un lugar importante en la mente: ese es el campo de batalla. Muchos creen que la calidad lo es todo y sin duda es importante, pero lo indispensable es la percepción del producto.

¿Que tienes que saber sobre el cliente? Cómo piensa, cómo vive y qué es lo que quiere.

Actualmente posicionar un producto es cada vez más difícil. Somos una sociedad súper comunicada y bombardeada con información en todo momento. Simplificamos y seleccionamos los mensajes, así que si no son impactantes y cortos, nuestro cerebro los elimina.

El ejemplo ideal es el Sperry-Rand —marca que inventó la computadora— pero IBM fue la primera compañía que ganó una posición en la mente de los compradores en cuanto a estos aparatos.

Debido a estos motivos, para toda empresa que no esté trabajando en lograr una posición en la mente de las personas, su supervivencia está en peligro.