Amor a México

Turícuaro, junio de 2021

Junio 2021
Star News - Turícuaro,  junio de 2021

Tripulación a bordo,

Les saluda Miguel Sosme, promotor cultural. Este mes emprendí un nuevo viaje con destino a la meseta purépecha de Michoacán, una de las regiones más enigmáticas y culturalmente diversas del occidente de México. En esta impresionante área cultural, habita el pueblo purépecha, reconocido por su creatividad y basta producción artesanal.

Para conocer más de la producción textil que caracteriza a esta región, nos trasladamos a la comunidad de Turícuaro, poblado indígena del municipio de Nahuatzen. Aquí, conocimos a las tejedoras de la Cooperativa Artesanal Tatsuni, cuyo trabajo colaborativo se remonta al 2014, año en el que un grupo de mujeres preocupadas por la escasa valoración del trabajo artesanal, fundan un colectivo orientado al comercio justo.

Actualmente, “Tatsuni” se conforma por 61 artesanas indígenas dedicadas a la confección de prendas tejidas a mano en telar de cintura, principalmente rebozos de hilos de algodón. El rebozo es la prenda más emblemática de las mujeres purépechas, y en Turícuaro se caracteriza por la sobriedad de sus colores y diseño. Por lo general, son lienzos en color negro con algunas franjas en azul que se alternan con otras blancas de menor tamaño.

Un dato interesante es que en la producción tradicional se iniciaba a las jovencitas a partir de los 11 años de edad. La primera tarea que se les asignaba, era la de anudar las puntas de los lienzos, es decir, el rapacejo. A la edad de 13 y 15 años, las jóvenes aprendían a tejer en telar de cintura,  pues una de sus responsabilidades como mujeres adultas, sería la de confeccionar las prendas con las que habrían de abrigar a sus familias.

Hoy en día, los rebozos mantienen una importancia fundamental. Las mujeres purépechas los emplean para abrigarse del frío, pero también para arrullar a los niños pequeños, transportar mercancías, e incluso para cargar leña. Asimismo, a las tradicionales prendas en tonos sobrios, se han sumado otros diseños coloridos cuyas características principales son las franjas y los “empalmes” o rapacejos, en los que se representan elementos tradicionales del entorno de gran significado. Entre ellos podemos mencionar los símbolos vinculados a las montañas, la milpa, el maíz, e incluso, algunos rombos de significado profundo que se asocian a los cuatro rumbos del universo.

Además de los complejos saberes que los textiles purépechas envuelven, constituyen una importante fuente de ingreso para decenas de mujeres, quienes han encontrado en el trabajo colectivo de “Tantsuni”, un medio para mantener vivas sus tradiciones.

Con amor a México,

Miguel.

Fotos: Diana Manrique

 

  • Para adquirir el trabajo de las artesanas de Tatsuni:

Facebook: Cooperativa Artesanal Tatsuni  

Instagram: cooperativa_tatsuni