Cine

¿Tú también eres un Grinch?

Septiembre 2019
Star News - ¿Tú también eres un Grinch?

La temporada Navideña tiene significado personal. Hay quienes la disfrutan con dicha y otros tantos se ven reflejados en la amargura de populares personajes literarios

En plena temporada navideña la mayoría de las personas se tornan felices. El árbol está puesto desde noviembre, la casa repleta de adornos, el nacimiento tiene lagos y cascadas, todos proponen menús para la cena y las tiendas se llenan de compradores para terminar sus encargos navideños.

Otros, no quieren ni pensar en todo lo que representa diciembre. “Nos toca con mi mamá”, “ya llevamos dos años con la tuya”, “es que mi hermano vino desde Australia”, “no quiero salir este año” son algunos ejemplos de esto.

Mucha gente tiende a deprimirse evocando a los que ya se fueron; cuando ven las tiendas adornadas desde octubre se les revuelve el estómago, no compran árboles y toda la parafernalia navideña les parece una gran cursilería, ¿te suena?

Obra del escritor norteamericano Dr. Seuss, el Grinch, ese personaje feo, verde y peludo que en 1966 tuvo una versión en dibujos animados para televisión con la voz de Boris Karloff, tiene un antecedente literario más interesante.

La inspiración para dar forma al Grinch fue Ebenezer Scrooge, de la novela A Christmas Carol, escrita en 1843 por Charles Dickens. En esta obra, el protagonista es un hombre amargado, solo y sin familia, aislado del mundo, muy rico pero avaro y egoísta, odia a los niños y no soporta la Navidad. El curso del relato le dará una gran lección de vida.

Los dos personajes han tenido varias adaptaciones y curiosamente, el actor Jim Carrey ha interpretado a ambos. En 2000 fue el protagonista de la película How the Grinch Stole Christmas, de Ron Howard, y en 2009 fue Ebenezer Scrooge en A Christmas Carol de Robert Zemeckis.

Ambos personajes han sido utilizados como detractores del momento climático del año que hace que los comerciantes se froten las manos. De forma paralela, personas a quienes podríamos identificar con estos personajes, puede que solo vean en las fiestas decembrinas reuniones familiares forzadas, el tedio anual de romper piñatas, comer y beber en abundancia y más que nada endeudarse.

No es que yo ande de amargada, pero no dejo de reconocer que en muchas cosas tienen razón. Ahora que ya sabes de donde viene todo esto del señor Scrooge y el Grinch, ¿con cuál te identificas más?