Amor a México

Tripulación a bordo

Noviembre 2020
Star News - Tripulación a bordo

Tripulación a bordo:

Les saluda Miguel Sosme, promotor cultural. Este mes emprendí un nuevo viaje a bordo de TAR con destino a Toluca, la tierra del hermoso nevado con sus más de 4,500 metros de altitud. 

Desde aquí partí hacia uno de los municipios que en lo personal, más me apasionan por su historia y tradición artesanal. Me refiero al “pueblo mágico” de Malinalco.

La historia de este lugar, se remonta al periodo precolombino. Hacia el año de 1476, los aztecas instauraron aquí un centro militar y religioso cuyos vestigios tallados sobre piedra, aún se conservan, y constituyen uno de los referentes arqueológicos más importantes de la región. A la historia milenaria del poblado, se suman otros atractivos asociados a la tradición artesanal. 

Y es que Malinalco es uno de los principales centros reboceros del país, en los que se ha impulsado la revitalización y rescate de los saberes asociados al rebozo, la prenda mexicana por excelencia.

Para conocer más de este complejo arte, visitamos a Camelia Ramos, reconocida tejedora y propietaria del taller que lleva su nombre. El trabajo de Came, como la conocen sus amigos, sobresale por su complejidad técnica y estética, rindiendo tributo a la tradición de los tintes naturales, el tejido en telar de cintura y el empuntado a mano de los rapacejos.

 

Cabe señalar que, a diferencia de otras regiones textiles de México, el tejido de los rebozos en esta región, ha sido una labor exclusivamente masculina. A pesar de esto, Camelia ha desafiado los prejuicios de género gracias al amor a su cultura y al trabajo de su padre, quien le compartió los secretos de su labor antes de morir. 

Desde 1992, Ramos ha trabajado en el rescate del tejido en telar de cintura, y del teñido de “ikat” o de reserva, que consiste en la tinción selectiva de los hilos, creando figuras y diseños jaspeados en los lienzos. Una técnica oriental que llegó a México siglos atrás, y que fue adoptada exitosamente por los reboceros. 

 

Asimismo, Camelia ha incorporado tintes naturales como la grana cochinilla, el añil e incluso la cáscara de nuez, a la vez que ha innovado en los productos y diseños. 

 

Quien visite su taller en el centro de Malinalco, podrá apreciar una variedad amplia de prendas confeccionadas a partir de lienzos de rebozos, desde corbatas, carteras y otros accesorios hasta prendas exclusivas de colección. 

 

En definitiva, una tradición mexicana digna de conocer y adquirir.

 

Con amor a México,

 

Miguel. 

 

Para conocer y adquirir el trabajo de Camelia: 

cameliaramos.com

Cel: 722 156 3636