Amor a México

San Felipe Santiago, Estado de México

Miguel Sosme / Diciembre 2021
Star News - San Felipe Santiago, Estado de México

Diciembre de 2021

Tripulación a bordo,

 

Les saluda Miguel Sosme, promotor cultural. Este mes emprendí un nuevo viaje con destino a San Felipe Santiago, localidad de origen mazahua perteneciente al municipio de Villa de Allende, en el Estado de México. En este pequeño poblado rodeado de montañas y valles, conocí a Jan Christian Mata Ferrer, uno de los bordadores más destacados de México, considerado el máximo exponente joven del arte textil mazahua.

La historia de Jan Christian está marcada por la curiosidad y el amor por sus raíces. Con tan solo ocho años, se interesó en las artes de los hilos observando a su madre. Llamaron su atención los cabos de colores y la particular iconografía de los textiles mazahuas, cargados de un simbolismo cosmogónico relacionado con la naturaleza y las prácticas agrícolas, cuyos significados se remontan a los tiempos precolombinos. Fascinado por este arte, Jan pidió a su madre que le enseñara a bordar, sin embargo, ella se opuso, pues en la comunidad se consideraba que ésta era una labor exclusiva de las mujeres.

 

"El trabajo de los hombres debía ser algo más rudo", nos comparte Jan. A pesar de ello, y de todas las críticas que le supuso el romper con los roles tradicionales de género, este joven bordador no se rindió, y a través de la observación de su tía abuela, logró reproducir los motivos más 'sencillos' a la edad de diez años. Para los trece, Jan dominaba todas las técnicas de bordado mazahua, incluida la más compleja: el 'lomillo a dos agujas', la cual es, según los especialistas, la más fina y de mayor dificultad en todo el mundo.

 

Es precisamente el dominio de esta técnica, lo que le ha valido el reconocimiento y proyección internacionales de los que ahora goza. Y con tan solo 27 años, Jan acumula más de una docena de premios estatales, nacionales e internacionales, siendo el bordador joven más reconocido de México y uno de los mejores artistas textiles a nivel mundial.

 

La obra de Jan conjuga la perfección técnica con el simbolismo indígena mazahua, sin embargo, como joven, ha innovado y recreado su propio universo. Un firmamento de colores en el que conviven la milpa, los animales sagrados como el venado, la tierra, el cosmos y las estrellas, así como las divinidades de la religión católica: la Virgen, San José y el niño Jesús.

Una obra vibrante de un autor extraordinario, cuya constancia, técnica y maestría lo convierten en un orgullo nacional.

 

Con amor a México,

Miguel.

 

Para adquirir la obra de Jan:

Instagram: @jancristhian