Reportajes

Piloto Comercial, volando hacia una carrera con gran futuro

Rafael Tavares, director CEA Alas Doradas San Luis Potosí / Septiembre 2019
Star News - Piloto Comercial, volando hacia una carrera con gran futuro

Muchas veces los padres no sabemos como apoyar a nuestros hijos cuando se acerca el momento en el que están por elegir una carrera profesional. En diversas ocasiones, nuestros consejos están basados en las carreras de moda o con mayor demanda laboral, sin voltear a ver lo que les apasiona.

Actualmente, uno de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas es la retención laboral. Los millennials y la generación Y cambian cada dos o tres año de trabajo, esto se debe a la falta de motivación principalmente, porque trabajan en algo que no les gusta.

La carrera de piloto, además de ser una de las mejores pagadas, puede ayudar a cumplir varias metas y objetivos que los jóvenes buscan en estos tiempos, así como la oportunidad de conocer nuevos países y nueva culturas. Los jóvenes buscan viajar lo más que puedan.

Además, la demanda de pilotos en los próximos años será tanta, no solo en México sino de manera global, que ni con todos los pilotos que estudian esta carrera a nivel mundial, se podrían cubrir las vacantes para los próximos 20 años.

Mientras que un piloto en México cobra alrededor de $100,000 pesos mensuales, Asia y los países árabes ofrecen un salario mensual que oscila en los $300,000 pesos. Es por eso que en nuestro país se comienza dar el fenómeno que también se ha observado en otros: la migración de sus pilotos hacia latitudes con muchos mejores sueldos.

En nuestro país existen alrededor de 150 escuelas, casi todas dentro de la Ciudad de México y el Estado de México, teniendo sus ventajas y desventajas. Si bien, todas las aerolíneas tienen sus bases en estas ciudades —donde por ende hay una mayor demanda laboral— esto significa que tienen mayor tráfico aéreo, ocasionando que los estudiantes vean limitadas las horas disponibles para realizar su capacitación, provocando que el obtener su licencia como piloto tome un tiempo mayor.

Uno de los factores a tomar en cuenta, si su hijo quiere ser piloto, es la frecuencia con la que podrá hacer sus horas de vuelo. Es por eso que Alas Doradas, al estar estratégicamente ubicada en tres ciudades, puede darle la oportunidad de volar en horarios y días mucho más flexibles que en lugares donde exista mucho tráfico aéreo.

Si su hijo quiere convertirse en piloto, no lo dude más. Apóyelo a cumplir una meta tan satisfactoria. Existen muchas opciones para lograrlo, incluso hay financiamientos. Ven a Alas Doradas y ayúdalo a cumplir su sueño. Ser piloto es una carrera de mucho sacrificio, pero de grandes recompensas.