Vuelo Libre

Orestes Lorenzo, el hombre que desafió dos veces a Fidel Castro y le ganó.

Mayo 2021
Star News - Orestes Lorenzo, el hombre que desafió dos veces a Fidel Castro y le ganó.

Por amor a su familia, Orestes Lorenzo realizó una increíble hazaña para rescatarla del régimen de Fidel Castro en Cuba.

 

Orestes Lorenzo era un piloto élite de la Fuerza Aérea Cubana, quien, harto de las mentiras e hipocresías del régimen castrista, en el año de 1991 tomó la decisión de huir del país desertando del ejército, con el único objetivo de sacar a su familia más adelante de Cuba.

 

En marzo de 1991, Orestes Lorenzo se despidió de su esposa Vicky y sus dos pequeños hijos, llevando únicamente una foto de ellos y la promesa hecha a su mujer de regresar para sacarlos de Cuba y liberarlos del régimen Castrista. Con ese propósito en mente, Orestes fue por todo o nada, se dirigió a la base aérea donde se encontraba el moderno MIG 23 de la Fuerza Aérea Cubana que piloteaba y despegó hacia un viaje incierto con destino a los Estados Unidos, volando a baja altura y a gran velocidad para evadir los radares cubanos, cruzando a su destino en aproximadamente 10 minutos, los 150 kms que separan a Cuba de los Estados Unidos.

 

Una vez en territorio norte americano, solicitó asilo político. Después de diversos interrogatorios a los que fue sometido, recibió el status de refugiado político.  De inmediato inició una larga campaña para lograr liberar a su familia de las autoridades cubanas, recurriendo a políticos como el entonces presidente de la Unión Soviética Mijaíl Gorbachov, quien al igual que otros políticos en el poder, no lo ayudaron. Al darse cuenta que no iba a tener apoyo con los reclamos internacionales comenzó a idear otro plan y tuvo la fortuna de rodearse de gente que lo apoyaría para llevarlo a cabo.

 

Con el apoyo que le dieron compró un bimotor Cessna 310 para volar a Cuba, pero hacía falta cómo y quién avisaría a su esposa Vicky para que estuvieran, ella y sus dos hijos, en el punto, día y hora exacta para que él llegara a rescatarlos. Orestes conoció a dos mexicanas que se ofrecieron para apoyarlo, entrar en contacto con Vicky y dar las instrucciones.

 

El 19 de diciembre de 1992, Vicky se dirigió al punto de encuentro en la playa de Matanzas y una vez ahí, esperó a que Orestes apareciera; mientras en Estados Unidos Orestes iniciaba el vuelo hacia Cuba a baja altura para no ser detectado por el radar, o de lo contrario lo derribarían con misiles antiaéreos, teniendo así solo una oportunidad para aterrizar, subir a su familia para despegar y dirigirse de regreso a Estados Unidos. Al final, lograron llegar a su destino.

 

 

“En aquella decisión de “todo o nada” lo obtuve todo. He tenido a Vicky siempre animándome y guiándome en cada paso. He visto a mis hijos florecer en los hombres de bien que son, y tengo los mejores amigos que alguien pueda tener”. - Orestes Lorenzo