Cine

¿Nos sigue asustando lo mismo?

Septiembre 2019
Star News - ¿Nos sigue asustando lo mismo?

El cine de terror continúa utilizando las mismas técnicas para asustar, las cuales pueden seguirnos dando miedo pero caen en lo repetitivo

Según los resultados en taquilla que reporta CANACINE (Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma), los mexicanos tenemos dos géneros cinematográficos favoritos: la comedia y el terror. Nos encanta que nos hagan reír y que nos asusten.

Los meses de octubre y buena parte de noviembre se tienen asociados a la idea de lo macabro, terrorífico, misterioso y fantástico. Esta época da como resultado esa extraña simbiosis entre lo sajón como el Halloween y lo mexicano como el Día de Muertos, y es justo cuando nos encanta ver películas “de miedo”.

Pero, ¿realmente se ha reinventado el género en la actualidad o qué tanto muchos realizadores se instalaron ya en las viejas fórmulas probadas y muy desgastadas para hacer que el público pase un buen rato de sustos? Desde luego nos siguen dando miedo los mismos trucos, pero son pocos los realizadores que han tenido el toque mágico para hacer un clásico de terror.

Si tuviera que quedarme con buenos clásicos que siguen resultando muy efectivos, mis opciones serían: ‘Nosferatu’ de Murnau (1922) y ‘Frankenstein’ (1931) con el enorme Boris Karloff. Ambas han sido favorecidas por el paso del tiempo.

‘Días sin huella’ (1945) que, aunque es cine negro, para mí es una excelente muestra de la pesadilla terrorífica que vive un alcohólico. ‘Psicosis’ (1960) con la que Alfred Hitchcock deja una marca indeleble en la historia del cine; la banda sonora de Bernard Herrmann se queda en el inconsciente y Anthony Perkins como Norman Bates hablando con su mamá de verdad quita el sueño.

Con ‘El resplandor’ (1980), aunque el escritor Stephen King no quedó satisfecho, entre Stanley Kubrick Jack Nicholson hicieron una obra maestra. ‘Carrie’ (1974), con innovaciones por parte de Brian De Palma como la pantalla dividida y la espléndida actriz Sissy Spacek que sigue cargando al personaje.

La película de 1991, ‘El silencio de los inocentes’, con el enorme Anthony Hopkins metido en la piel de uno de los grandes villanos de la historia del cine: Hannibal Lecter. Por úlitmo, ‘El Aro’ (2002) de cuya versión original surcoreana, Gore Verbinski hizo un muy superior remake.

Éstas son solo algunas de las que se quedan grabadas en la mente y cumplen con creces su objetivo: mantenernos en la orilla de la butaca.