Arte

Lupita Velázquez, artista plástica

Abril 2022
Star News - Lupita Velázquez, artista plástica

"Mi proceso empieza desde antes del bastidor, porque yo selecciono los materiales para que desde el inicio la calidad de mi trabajo sea la mejor"

Pintar, como forma de expresión, es algo que da mucha flexibilidad al artista, desde elegir el bastidor como recipiente de la obra, la técnica y hasta lo que se desea plasmar; permite que la habilidad e imaginación de quien crea sean el conducto directo para lograr ese objetivo. Sin embargo, para muchos, este conducto no solo trata de lo que el artista quiera expresar, sino del fin que va a tener esa obra cuando esté concluída.

 

Así, en Star News presentamos a Lupita Velázquez, una artista mexicana con talento para interpretar y plasmar lo que la gente le pide transmitir a través de su obra, con gran atención al detalle.

 

 

Sus inicios

 

"Pintar se me dio desde muy niña, cuando tenía siete años y mis papás me inscribieron en un curso de verano en la Casa de la Cultura del municipio, cerca de donde vivía. Aquí tuve mi primer encuentro con la pintura al óleo y la acrílica. En este lugar pinté hace 30 años -y aún lo conservo- un cuadro que llamé Las Margaritas”.

 

Fue en la universidad donde tuvo un encuentro directo con las diferentes técnicas en pintura, entrando en contacto con maestros que eran sensibles al arte y perfeccionando las diferentes técnicas que la llevarían a donde se encuentra hoy.

Lo que la inspira

 

A Lupita le gustan los retos, por ejemplo la figura humana, fue un reto a superar estudiando las proporciones de la persona, sus rasgos físicos y sus expresiones. Este reto se convirtió más tarde en una pasión por pintar el cuerpo humano: "Yo descubrí que para pintar debe haber un objetivo, porque al hacer esto algo sin un fin, la obra se guarda y no tiene más futuro. A mí, cuando alguien me pide una pintura, esa persona ya tiene un objetivo, por ende le representa algo. Eso es lo que yo pinto, para que perdure la obra".

 

Acerca de las distintas técnicas que domina, la que más utiliza es el acrílico, porque es noble y le da un mayor margen de error sin necesidad de corregir mucho, caso contrario a la acuarela, que a pesar de ser la que más disfruta, no le da un margen de error muy amplio al momento de cometer un error.

 

"Mi proceso empieza desde antes del bastidor, porque yo selecciono los materiales para que desde el inicio la calidad de mi trabajo sea la mejor. Después me aseguro que los razgos y detalles importantes de la persona sean los adecuados, para captar su mirada, sus expresiones y proporciones correctas".

 

Algo que caracteriza su trabajo es que al finalizar sus obras firma con la frase "hecho con amor", porque para ella cuidar cada detalle de inicio a fin representa el valor que le da a su trabajo.

 

“Sobre el trabajo del artista pienso que es muy difícil dar ese primer paso y continuar dando los siguientes, porque al principio no sabe sabe si la obra es buena, si va a gustar, entonces es un salto muy valiente el que un artista debe dar al enseñar su obra y comenzar en esto. Después se entiende que es tema de gustos, no de belleza, porque no existe una misma medida para toda la gente, ni en todas las obras”.

 

 

Para conocer más sobre su trabajo, contáctala en:

 

Instagram @lupitavelazquezdiaz