México lindo y leído

Los pasos del campeón

Eduardo Granados / Septiembre 2022
Star News - Los pasos del campeón

Dicen que los sueños comienzan en la mente y terminan cuando se da el primer paso para hacerlos realidad, eso lo ha demostrado el atleta mexicano Germán Silva, quien a sus 54 años culminó con éxito su recorrido maratónico de más de 5 mil kilómetros por todo México, partiendo desde Tijuana hasta llegar a Cancún. Una travesía para la cual Silva ya estaba preparado, al ser un corredor experimentado.

Durante su juventud se proclamó ganador en dos ocasiones del maratón de Nueva York (1994 y 1995), con tiempos de 2:11: 21 y 2:11:00, respectivamente. Además, en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y Atlanta 1996 representó a la delegación mexicana, ubicándose en el sexto lugar de las competencias de 10 mil metros y maratón.

“Yo siempre he corrido para marcar mi huella en el camino, trato de disfrutar cada paso y reflexiono en cada trayecto, tengo la firme convicción de que corro por la pasión de descubrir quién soy”.

La carrera de Germán Silva tuvo una duración de 100 días, con un promedio de 50 kilómetros diarios, una ruta de 107 etapas y una suma de kilómetros equivalente a 120 maratones recorridos.

“Tengo muchos años como corredor y realicé una preparación enfocada en horas de entrenamiento semanales. Mi promedio fue de 25 a 30 horas a la semana, aunque no solo suelo correr, sino que lo alterno con natación y trabajo de fuerza en mis piernas y el resto de mi cuerpo”.

En relación con el sentimiento de correr por los caminos de México, el corredor explicó que siempre es maravilloso hacer una travesía para descubrir los rincones y paisajes hermosos que se encuentran en nuestro país.

“El objetivo primordial siempre ha sido unir a México, de norte a sur, y una manera de hacerlo es corriendo de frontera a frontera. Para lograr esto se requiere mucha fortaleza y mucho enfoque, todo dirigido a un sólo objetivo. No solamente se trata de una fortaleza física, sino que también se requiere motivación y una mente fuerte”.

Proyecto pinole
A lo largo de su viaje, Germán Silva fue acompañado por un equipo de producción que se encargó de grabar la serie documental: “Pinole, corriendo por las venas de México”.

“Desde que comencé a competir en mis primeras carreras en Poza Rica, mis amigos me apodaron como el “Pinolillo”, más adelante cuando llegué a la Ciudad de México para dedicarme al deporte de alto rendimiento, los otros atletas empezaron a decirme “Pinole”, haciendo alusión al apodo original”.

“Lo que impulsa mis pasos por las playas, desiertos, montañas y ciudades de México, ha sido la perseverancia porque la palabra imposible no existe en mi vocabulario”, concluyó Germán Silva.