Vuelo Libre

LOS CIRCOS AÉREOS

JESÚS NÚÑEZ / Noviembre 2022
Star News - LOS CIRCOS AÉREOS

La reactivación de los espectáculos aéreos a nivel mundial ha sembrado duda y confusión para algunas personas, quienes suponen que  acrobacia  y espectáculo  aéreo  es lo mismo pero definitivamente no lo es, la diferencia estriba en que la primera abarca la técnica  para realizar maniobras en un espacio tridimensional en una aeronave y  surge con el inicio de la aviación como estrategias de evasión en la Primera Guerra Mundial, posteriormente, al término de la contienda, los pilotos quedaron desempleados y comenzaron a realizar exhibiciones por diversas poblaciones a lo que se les conoció como “Circos Aéreos”, el público asistía para admirar las maniobras entre las que destacaron los wing walkers o caminantes de alas.

 

El cambio al siglo XX fue emocionante y brillante con la llegada del avión.  Después de la primera Guerra Mundial, muchas personas tanto mujeres como hombres se probaron a sí mismos y a sus propios aviones, desde trucos y acrobacias que desafían a la muerte hasta pruebas de distancia y resistencia de la máquina y la persona.  

 

Uno de los actos más fascinantes fue el arte de caminar sobre las alas. Si de por sí, ya para algunos es difícil vivir la experiencia de volar en un avión comercial sentados cómodamente en un asiento seguro, la idea de despegar en un pequeño avión que suena y se siente como una cortadora de césped es aún más aterrador por lo que pensar en caminar sobre el ala de un avión se acerca a un deseo de muerte. Muchas personas lo hicieron a principios de siglo y algunas de las más famosas fueron mujeres.

 

Estos temerarios probaron los límites absolutos de la aerodinámica manteniéndose erguidos en un avión. Glady Roy fue una de las más audaces en el campo caminando con los ojos vendados, bailando charleston y jugando tenis en un ala.

 

No se puede subestimar la tenacidad y los nervios de estas mujeres quienes volaban comprendiendo el peligro que significaban esos actos en las alturas. Había muchas más mujeres caminantes de alas activas en aquella época y en la actualidad, esa tradición de mujeres caminantes sigue vigente con varias exponentes que realizan esas atrevidas acciones. 

 

Los Circos Aéreos viajaron de pueblo en pueblo entre la primera y la segunda guerra mundial en grupos ambulantes conocidos como Barnstormers y Circos Voladores. Recaudando ingresos a través de espectáculos emocionantes para la multitud, los caminantes de alas o WING WALKERS pudieron mantener su arte mientras compartían su pasión con el país. Las tasas de accidentes y muertes de estas manifestaciones fueron sorprendentemente bajas, pero las regulaciones gubernamentales y la depresión económica de 1929 pronto llevaron a una disminución en la participación y frecuencia de estos eventos.