Franquicias

La Importancia de Registrar tu Marca y su Declaración de Uso

CÉSAR ARANDAY / Enero 2023
Star News - La Importancia de Registrar tu Marca y su Declaración de Uso

No son pocas las historias de empresarios que, sin registrar su marca, la utilizan durante varios años realizando grandes esfuerzos e inversiones en su difusión, promoción y publicidad. Cuando deciden hacerlo descubren que su marca, o una denominación parecida ya se encuentra registrada por otra persona o empresa. Por desgracia esta historia sigue siendo muy común, principalmente en micros y pequeñas empresas que no han tenido la previsión de buscar su registro, ya sea por desidia, desinterés, desinformación o inclusive por razones económicas, pero la verdad es que el registro de una marca es una inversión relativamente pequeña, considerando que el pago por derechos al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para la solicitud de registro en una clase  es inferior a tres mil pesos mexicanos, más los honorarios que en su caso habría que pagar al despacho que realice el trámite.

 

De acuerdo con lo establecido en el artículo 171 de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI), se entiende por marca, todo signo perceptible por los sentidos y susceptible de representarse de manera que permita determinar el objeto claro y preciso de la protección, que distinga productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado. 

 

Es importante señalar que una marca tiene que ser registrada ante el IMPI para obtener el derecho de usarla de manera exclusiva y poder ejercitar acciones legales contra terceros que invadan los derechos de la marca.

 

Se pueden registrar varios tipos y formas de marcas: marca nominativa (denominación), marca mixta (nombre y diseño), marca innominada (sólo diseño), marca tridimensional (formas en tres dimensiones), marca sonora (sonidos), marca olfativa (aromas), aviso comercial (slogans o frases publicitarias), y la denominada marca de vestido comercial o trade dress (la pluralidad de elementos operativos, de imagen, decoración y su combinación).

 

Nuestra legislación contempla 45 clases para registrar una marca; 34 clases para proteger productos y 11 para los servicios, otorgando un plazo de protección de 10 años contados a partir de su fecha de presentación, mismos que pueden ser renovados por periodos iguales.

 

La ley en México permite registrar una marca aunque no se esté usando, ya que el IMPI no requiere una comprobación inmediata de su uso. Eso podría parecer bueno para los emprendedores, pero también hay que considerar que existen varias marcas registradas que no tienen un uso activo en el comercio o en la industria,  y eso trae efectos negativos como obstaculizar el registro de marcas parecidas que si son o serán utilizadas.

 

Es por ello que en el 2018 se reformó la ley en la materia, estableciendo la obligación de presentar una “Declaración de Uso Real” ante el IMPI durante los tres meses posteriores, contados a partir de que se cumpla el tercer año de haberse otorgado el registro. Si no se realiza esta declaración, el registro caducará sin que se requiera aviso por parte del IMPI. Esta disposición aplica sólo para marcas otorgadas a partir del 10 de agosto del 2018.