En portada

José Manuel Nava Romo

Abril 2022
Star News - José Manuel Nava Romo

En 1991, nace la idea de hacer un proyecto de acuacultura utilizando especies de gran valor: las ostras perleras del pacífico mexicano. Fueron tres estudiantes de Ingeniería Bioquímica del Tec de Monterrey Campus Guaymas, Enrique Arizmendi, Manuel Nava y Douglas McLaurin, quienes se preguntaron cómo recuperar la producción de las perlas del Mar de Cortés que dio prestigio por más de 400 años al país. De esa forma se inició un proyecto de investigación, apoyado por el Tec de Monterrey, que dio lugar al establecimiento de Perlas del Mar de Cortez® en 1999.

 

El cultivo de perlas es una actividad apasionante que requiere de enorme paciencia ya que el ciclo de cultivo toma cuatro años. Las perlas resultantes son muy diferentes entre sí, tienen distintos colores, formas y tamaños. Cada una de ellas es especial y única. Un collar de perlas es el producto de mayor exclusividad y belleza de una producción de perlas de alta calidad. Para producir un collar de estas características se requieren seleccionar las mejores perlas de varias cosechas, por lo que se produce solamente uno cada uno o dos años.


 

“Ahora, tras la pandemia, en Perlas Del Mar de Cortez® seguimos trabajando para rescatar una actividad y un producto que dieron gran prestigio a México, llevándolo a cabo con las mejores prácticas para el cuidado del medio ambiente y de integración con la comunidad para impulsar el cultivo de perlas como una actividad perdurable”.