Columna de Fernando Schwartz

El reto de Amaury Vergara

Septiembre 2019
Star News - El reto de Amaury Vergara

Cambios y un nuevo liderazgo le espera a el “Rebaño Sagrado”

La sucesión llegó en vida y hay que afrontarla con todo. Jorge Vergara ha cedido la presidencia del club a su hijo Amaury y el reto que le viene por delante es realmente supremo, ya que el ‘Rebaño sagrado’ estará arrancando en la zona baja de la porcentual, siendo lo primordial sacarlo de ahí y conforme lo vaya logrando se irá acercando al extremo contrario que es meterse a la liguilla y poder disputar el campeonato, que tanta falta le hace para poder reverdecer laureles.

Chivas es el equipo tradición del futbol mexicano. Es grande de historia, es el único que juega con mexicanos y el que más pasión levanta donde quiera que se pare. Amaury, cineasta de vocación y empresario por aprendizaje familiar, ahora vivirá la realidad que no será ficción y donde su liderazgo deberá salir a flote para poder llevar al ‘Chiverío’ a la supremacía del balompié mexicano, que tanto necesita el Guadalajara.

Dejar a un lado a José Luis Higuera fue la primera decisión ejecutiva para encaminar el nuevo proyecto liderado en la banca por ‘El Jefe’ Tomás Boy, que a final de cuentas quedó al frente del equipo después de que el torneo anterior solo lo tomó por cinco partidos, pero ha convencido su forma de ver el futbol y sobre todo que ejerce liderazgo sobre sus jugadores, con el plus que sabe como jugar con equipos en situación comprometida con la porcentual. Boy debe aprovechar esta gran oportunidad.

La salida de Higuera cambia el rumbo de Chivas. El día que Amaury asumió la presidencia me lo dijo claramente: “Teníamos que hacer un cambio de liderazgo. No hubo ningún detonante de por medio, más que el interés genuino de levantar al equipo”.

Chivas se ha reforzado con los regresos de Antonio Rodríguez en la portería, más el de Oswaldo Alanís después de su aventura europea con Oviedo. Se ha contratado a ‘Pollo’ Briseño de buena temporada en el descendido Feirense en Portugal, más el polémico arribo de Oribe Peralta del acérrimo rival América, de lo cual Amaury apuntó “Oribe no se hizo en América. Ya había pasado por Chivas en Libertadores y quien pasa por acá tiene oportunidad de volver. Siempre queremos a los mejores y tiene mucho que darnos. Vi a un jugador comprometido que quiere este reto. Pido a la afición le dé la oportunidad de mostrarse”.

Lo tiene claro el nuevo presidente: “Chivas es grande y debe recuperar su lugar perdido en la baraja del futbol mexicano. Hay un plantel talentoso para darle a la afición lo que merece y trabajaremos a fondo para dárselo. Chivas, dentro de todas mis obligaciones, es mi prioridad y daremos resultados inmediatos”.

Amaury tiene la gran ilusión. Su padre Jorge seguirá siendo su guía y apoyo, pero ahora él tomará las decisiones y por lo pronto mostró agallas con la primera decisión ejecutiva que tomó”.

Chivas, después de los éxitos con Matías Almeyda cayó en el tobogán del cual ahora quiere salir. Después de ser campeón de Liga, dos veces de Copa, de la Supercopa, el equipo no ha encontrado el rumbo. Se fue cayendo a pedazos. Pepe Cardozo tuvo destellos, pero no alcanzó. El Mundial de Clubes en diciembre fue tremendo fracaso para el ‘Chiverío’, después en Liga todo se desmoronó. Llegó Tomás, poco pudo hacer y ahora renace la ilusión que siempre ha acompañado al Rebaño. Amaury Vergara es joven, es emprendedor, Chivas debe sí o sí levantar. No hay tiempo para más.