Cine

El fenómeno Game of Thrones

Septiembre 2019
Star News - El fenómeno Game of Thrones

La galardonada serie llega a su fin este año, siendo un parteaguas en la historia de la producción televisiva a nivel mundial.

En estos días la cadena HBO está transmitiendo los capítulos de la octava y última temporada de la serie Game of Thrones(Juego de tronos).

Los millones y millones de seguidores que tiene en todo el mundo estamos atrapados en sentimientos encontrados, que van desde la nostalgia y el vacío por el final de una saga espectacular como nunca se había visto en televisión, hasta la expectación por saber cual de todos los complejos personajes será el que finalmente ocupe el Trono de Hierro.

Game of Thrones, GOT—como también se le conoce por las iniciales— se inspira en la serie de novelas Canción de hielo y fuego,del escritor estadounidense George R. R. Martin. Dentro del género de la fantasía, la acción se ubica en Westeros, un territorio ficticio en un entorno de apariencia medieval, en el que los miembros de distintas familias nobles luchan por el Trono de Hierro que representa el dominio de todo el territorio.

Su brillante adaptación a la televisión es obra de los productores David Benioff y D. B. Weiss, que lanzaron el primer episodio en 2011 y a partir de 2015 se convirtió en un estreno que abarca más de 100 países. La serie ha recibido infinidad de reconocimientos y elogios por parte de la crítica y los espectadores la hemos hecho un poco parte de nuestras vidas.

Reconozco que empecé a verla con cierto escepticismo. La cantidad de personajes y las elaboradas intrigas no me permitían engancharme, pero acabó siendo precisamente eso lo que me sedujo. 

Una historia bien contada es de las cosas más gratificantes que se puede experimentar y ese es el caso de GOT, que es todo un tratado sobre el poder y la ambición que le hubiera encantado a Maquiavelo.

Además, los productores trabajaron con pulcritud en la construcción y evolución de cada uno de los numerosos personajes y son muy hábiles para introducir giros impredecibles. 

El argumento se ha hecho más complejo durante estos 8 años y, en cada temporada, se establece un filtro que va sacando del juego a personajes con los que uno ya se identificó y va dejando a otros, quizá los más fuertes, los más astutos, los más inteligentes, los más perversos, los más nobles. La regla es que no hay reglas.

Llama mucho la atención el desarrollo de los personajes femeninos. A Benioff y Weiss se les ha criticado el contenido violento y el abuso sexual contra las mujeres. Pero son recursos dramáticos para que cada una de ellas se levante de la caída hasta llegar a ser líderes poderosas que no se amedrentan ante nada.

Game of Thrones marca un parteaguas en la forma en que nos relacionamos con la televisión cuando millones de personas estamos esperando cada nuevo episodio. Como se comenta en Vulture:“quizá sea la última vez que simultáneamente millones de personas están viendo una serie en sus respectivos países y zonas horarias”.

Game of Thrones ha sido considerada por muchos como la mejor serie de la historia de la televisión. No sé si sea la mejor, pero sin duda es una historia muy bien contada.