En portada

El encanto de Nombre de Dios, Durango

Septiembre 2019
Star News - El encanto de Nombre de Dios, Durango

Su riqueza cultural e histórica lo llevaron a ser nominado como Pueblo Mágico.

De sur a norte, el primer tramo del Camino Real de Tierra Adentro corresponde a la carretera panamericana (federal 45) que va de Zacatecas a Durango.

Esta ruta comercial que desde el siglo XIV y hasta el siglo XIX fue la principal y más importante vía de transporte de de productos mineros de norte a centro del país, se volvió también una zona de asentamientos religiosos y poblacionales.

Durango posee un importante trayecto de esta ruta que le ha valido nombramientos de parte de la UNESCO por su importancia cultural, histórica y religiosa.

A 39 kilómetros del límite con Zacatecas, está el primer sitio designado Patrimonio Mundial de Durango: la capilla de San Antonio de Padua de la Ex Hacienda de Juana Guerra, cuyo nombre se debe a su primera dueña hace más de cuatro siglos.

Esta capilla se encuentra en Nombre de Dios, el pueblo más antiguo del estado, fundado como villa de españoles en 1563 sobre lo que antes había sido una misión franciscana. A su vez, los templos que se encuentran en este lugar forman parte del Camino Real de Tierra Adentro.

Esta villa, la más antigua de Nueva Vizcaya y la primera provincia fundada en el norte de la Nueva España, posee hermosos paisajes, antiguas tradiciones, una larga lista de templos, edificaciones históricas y deliciosa gastronomía.

Llamado originalmente Villa de los Cuatro Templos, establecida en 1562 —antes de la fundación de la ciudad de Durango— Nombre de Dios formó parte del Camino Real de Tierra Adentro.

Un verdadero placer para el paladar se encuentra en esta tierra, famosa por las tradicionales gorditas rellenas de una variedad de guisos, mezcal, cerveza artesanal, vinos de fruta, dulces cristalizados, quesos asaderos, nopales, chiles y conservas.

Lugar de encanto, pequeño pero con una gran variedad de templos encabezados por el de San Francisco, construido en 1719 y ahora protegido por el INAH gracias a la historia que encierra.

El Templo de San Pedro Apóstol, que terminó de construirse en 1790 aún conserva su fachada original así como la Capilla de Nuestra Señora de la Natividad cuyo estilo neogótico es incomparable. 

En esta última se encuentra la imagen más antigua de la Virgen de la Soledad del Estado de Durango y del norte de Zacatecas, así como el Templo de Jesús Nazareno, que data del siglo XVII y cuya portada es la más antigua de Durango. En su interior resaltan el Cristo de la Buena Muerte, el Árbol de la Vida y la figura de Santiago Apóstol al que los fieles le regalan ropa.

Visita Durango y conoce la historia de Nombre de Dios, y déjate sorprender por sus paisajes naturales, el misticismo de sus templos y la belleza de su arte sacro.