Bienestar

El arte de vivir

Marzo 2022
Star News - El arte de vivir

Vivir es todo un reto, somos seres humanos y, por ende, somos seres multidimensionales. Tenemos cuatro cuerpos principales:

 

  1. Físico
  2. Mental
  3. Emocional
  4. Espiritual

 

Los cuales hacen presencia en cada momento de nuestra existencia. Atenderlos, validarlos, sentirlos y cultivarlos, es nuestra responsabilidad.

 

Vivir la Vida -así, con mayúsculas- comprendiendo que estar vivos es más que hacer lo que tengo que hacer para mantener mi vida en orden; implica que cada día te observes y te cuestiones si estás siendo coherente contigo, con lo que te genera paz, alegría y bienestar… esa sensación que va más allá de la circunstancia que estés viviendo. Porque sí, todos sabemos que la vida tiene de todo y lo importante de ello es que, en el camino y a partir de cada experiencia, te vayas haciendo de herramientas de gestión emocional y mental que te permitan transitar cada situación con más ligereza, pudiendo salir de los momentos incómodos cada vez más rápido, adquiriendo nuevas memorias y fortalezas para transitar tu camino. Esto se llama evolución.

 

Y es que todos tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de nuestro propio destino, permitiendo de la misma manera que las personas que nos rodean hagan lo propio con el suyo. Mientras yo Vivo mi Vida, puedo canalizar toda mi energía en crear las posibilidades para realizar lo que sueño. Sólo así, me siento útil y completo, y dejo de esperar que alguien llegue a completarme o a darme eso que yo no me estoy dando.

 

El ser humano necesita sentirse útil para sí mismo y con ello no quiero decir que no es importante servir a otros, pero solo vas a poder dar a alguien más aquello que ya te estés dando a ti. Cultivarnos día a día hará posible que nuestro entorno empiece a reflejar eso que tanto anhelamos.

 

La autorresponsabilidad es parte sustancial del Vivir a plenitud, ya que cuando nos adueñamos de nuestra historia y empezamos a elegir hacia donde queremos transitar, no importa lo que ocurra afuera, siempre encontraremos la manera de re-direccionarnos enfocándonos en el hoy y recordando lo que queremos lograr. Esto se hace un día a la vez.

Cuando empiezas a Vivir con “V” mayúscula, disfrutas en el presente ¡el regalo de estar Vivo! y es ahí cuando lo que ocurrió en el pasado se usa para mejorar y el futuro se plantea sólo como un punto de referencia en el mapa de nuestro viaje. A partir de ese momento se acaba el sufrimiento por lo que ya no está y la ansiedad por lo que queremos que suceda. Poco a poco nos vamos dando cuenta que Vivir es un camino y que lo importante no es llegar, sino disfrutar del paisaje.

 

Es posible que todo lo mencionado te resuene y tengas ganas de empezar a Vivir, pero no tengas ni idea de cómo ni por dónde comenzar. No te preocupes, para ello he creado un programa totalmente online llamado Descúbrete Challenge, en el cual me enfoco en el cultivo de tus cuatro cuerpos principales -físico, mental, emocional y espiritual- a través de un acompañamiento terapéutico en sesiones individuales online 1:1, encuentros grupales online en vivo, semanales, para profundizar en tópicos de interés en el camino de evolución y desarrollo humano, un grupo exclusivo para participantes y mucho más. Todo esto con el objetivo de reprogramar tu forma de percibir la vida.

 

Es común que hasta ahora estés acostumbrado a echar culpas afuera de lo que te sucede, sin hallar un cambio sustancial y permanente que te genere bienestar a largo plazo. En Descúbrete Challenge te darás cuenta que tú tienes el poder de direccionar tu Vida hacia el rumbo que te haga sentir como te quieres sentir, sólo es cuestión de observar, indagar, cuestionar y darte cuenta de aquello que no te está permitiendo evolucionar, porque te creíste alguna vez historias que hoy te limitan, pero…. ¿y si te digo que quizás existen otras posibilidades y nuevas formas de Vivir tu Vida?

 

Ven y descubre acompañado por mí, tu mejor versión. Te espero en mis redes sociales y en mi página web para mayor información.

 

Daniela Aguilera

 

 

 

Versión editada

 

El arte de vivir

 

Vivir es todo un reto, somos seres humanos y, por ende, somos seres multidimensionales. Tenemos cuatro cuerpos principales:

 

  1. Físico
  2. Mental
  3. Emocional
  4. Espiritual

 

Los cuales hacen presencia en cada momento de nuestra existencia. Atenderlos, validarlos, sentirlos y cultivarlos, es nuestra responsabilidad.

 

Vivir la Vida -así, con mayúsculas- comprendiendo que estar vivos es más que hacer lo que tengo que hacer para mantener mi vida en orden; implica que cada día te observes y te cuestiones si estás siendo coherente contigo, con lo que te genera paz, alegría y bienestar… esa sensación que va más allá de la circunstancia que estés viviendo. Porque sí, todos sabemos que la vida tiene de todo y lo importante de ello es que, en el camino y a partir de cada experiencia, te vayas haciendo de herramientas de gestión emocional y mental que te permitan transitar cada situación con más ligereza, pudiendo salir de los momentos incómodos cada vez más rápido, adquiriendo nuevas memorias y fortalezas para transitar tu camino. Esto se llama evolución.

 

Y es que todos tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de nuestro propio destino, permitiendo de la misma manera que las personas que nos rodean hagan lo propio con el suyo. Mientras yo Vivo mi Vida, puedo canalizar toda mi energía en crear las posibilidades para realizar lo que sueño. Sólo así, me siento útil y completo, y dejo de esperar que alguien llegue a completarme o a darme eso que yo no me estoy dando.

 

El ser humano necesita sentirse útil para sí mismo y con ello no quiero decir que no es importante servir a otros, pero solo vas a poder dar a alguien más aquello que ya te estés dando a ti. Cultivarnos día a día hará posible que nuestro entorno empiece a reflejar eso que tanto anhelamos. La autorresponsabilidad es parte sustancial del Vivir a plenitud, ya que cuando nos adueñamos de nuestra historia y empezamos a elegir hacia donde queremos transitar.

 

Cuando empiezas a Vivir con “V” mayúscula, disfrutas en el presente ¡el regalo de estar Vivo! y es ahí cuando lo que ocurrió en el pasado se usa para mejorar y el futuro se plantea sólo como un punto de referencia en el mapa de nuestro viaje. A partir de ese momento se acaba el sufrimiento por lo que ya no está y la ansiedad por lo que queremos que suceda. Poco a poco nos vamos dando cuenta que Vivir es un camino y que lo importante no es llegar, sino disfrutar del paisaje.