Deportes extremos

Coahuila extremo

Septiembre 2019
Star News - Coahuila extremo

Entre azul y blanco.

En esta ocasión te llevaré a conocer dos de los lugares más famosos en Cuatro Ciénegas, Coahuila: la Poza Azul y las Dunas de Yeso. Y qué mejor que recorrer en un side by side este desierto, donde los paisajes y atardeceres no dejan de sorprender a nuestra vista.

Rumbo al primer punto a visitar —la Poza Azul— nos encontramos con terrenos rocosos, arenosos y bastante divertidos para sortear en estos vehículos 4 x 4. El calor fue agotador, aunque permitió que hiciéramos varias paradas para tomar fotos y observar la magnificencia de este lugar.

Al llegar a la Poza Azul en Cuatro Ciénegas nos quedamos con la boca abierta. Es un lugar cuyos colores entre azul turquesa y verdes hacen que resalte en medio del desierto, siendo esto un verdadero espectáculo.

Llegando, nos abordaron los guías del lugar —yo recomiendo siempre contratar a uno— y nos platicaron que hasta hace unos años era muy común que los habitantes de la región acudieran a la zona a pescar, nadar y recorrer todo su entorno, sin embargo ahora ya no está más a su alcance y se ha convertido en un área protegida que los turistas pueden visitar para disfrutar de un día agradable en medio del desierto.

En la Poza Azul es definitivo, no se puede ya nadar, pero en los demás sitios de la zona sí. Aunado a esto encontramos sanitarios, palapas, asadores, mesas, bancas, plataformas de observación, senderos auto-guiados y un amplio estacionamiento, todo lo necesario para hacer nuestro recorrido más cómodo.

Después de esta parada, seguimos nuestro rumbo, ahora hacia el desierto blanco, las Dunas de Yeso. En el camino nos dimos cuenta que es un lugar bastante grande, pues antes de entrar recorrimos en carretera unas 800 hectáreas de arena blanca muy brillante.

Estas dunas también forman parte del área protegida de Cuatro Ciénegas, Coahuila, cuyos paisajes no se parecen a ningún otro en nuestro país. Sus arenales son totalmente blancos y el contraste de cielo azul y sus montañas no se ve en otro lado.

La recomendación para este lugar es quitarse los zapatos y sentir como los pies tocan la arena blanca y fresca de estas dunas, recorrer el lugar, tomar fotos de los montículos de arena, sentarse a disfrutar de la tranquilidad y observar el paisaje.

Estoy segura de que si decides ir, regresarás con un gran recuerdo, sorprendido y con ganas de regresar a Coahuila.

Las dunas están a 14 kilómetros de Cuatro Ciénegas, sobre la Carretera Federal No. 30 km 102, en dirección a Torreón, hacia un camino de terracería pasando Poza de la Becerra.

La tierra dorada del Norte es impresionante, un pedacito de México que no hay que dejar de conocer.

Marzo-2019