UFC

Brian Ortega: "Tengo todo el potencial para ser campeón"

Flor Velázquez / Diciembre 2019
Star News - Brian Ortega: "Tengo todo el potencial para ser campeón"

Algunas historias de éxito son el resultado de una meta fija y mucho esfuerzo para alcanzarla. Otras tan solo son coincidencias de la vida, pero muchas más son una respuesta del destino ante hechos desafortunados. La historia del peleador de ascendencia mexicana, Brian Ortega, es uno de estos golpes del destino. 

 

Martín Ortega —padre de Brian— nació en México y fue electricista. Emigró a Estados Unidos a los 24 años para trabajar en la industria alimenticia y en California se asentó para formar una familia. El boxeo siempre fue una de sus pasiones, y como la personalidad se hereda, Brian obtuvo el gusto por "las peleas" de su padre. 

 

A los 13 años, lo acompañó a su primera clase de Jiu-jitsu en un dojo californiano. Martin buscaba que su hijo no fuera violentado por las pandillas locales y aprendiera a defenderse. 

 

Rener Gracie, entrenador brasileño de Jiu-jitsu, lo acogió en su academia y enseguida identificó que aquel chiquillo de ojos verdes tenía las aptitudes para aprender la técnica adecuada y ganar torneos, pero no contaba con que en las calles las peleas son muy distintas que en la duela. 

 

Brian se hizo de un grupo de amigos cercanos que, si bien no conformaban una pandilla, eran el blanco perfecto de ellas. Se vieron involucrados en muchas peleas callejeras, algunas sin consecuencias graves, pero el tiempo se encargaría de ponerle dos caminos a elegir para desarrollar su futuro. 

 

A los 17 años fue testigo de la muerte de su mejor amigo a causa de una de estas peleas callejeras y mientras por dentro algo le pedía buscar venganza, también tenía la opción de alejarse por completo de todo ese ambiente. Eligió la segunda y la suerte le tendió la mano.  

 

Años de altibajos personales, pero también de entrenamiento y mucho compromiso lo llevaron a obtener un récord invicto de 8-0 antes de firmar con UFC en abril de 2014. Actualmente es el No. 2 del ranking de peso pluma y antes de finalizar 2019 se subirá al octágono para demostrar su compromiso y preparación en las artes marciales mixtas.

 

Sobre su regreso al octágono

 

"Ha sido cansado y muy duro recuperarse de las cirugías que fueron consecuencia de mis peleas anteriores. Me quebré la mano y la nariz; tuve que tomar recuperación y terapia física, así como cambiar de equipo e incluir nuevas personas en mi vida que me lleven al siguiente nivel. He tratado de hacer todas esas cosas yo solo y por mí mismo, lo que ha sido muy desgastante. Finalmente, ya tenemos el equipo, la agenda y comenzamos entrenamientos. Estamos listos. Voy a pelear entes de que termine el año". 

 

Sobre su preparación física

"He cambiado muchas cosas que nunca he hecho en mi carrera. La gente no sabía que yo entrenaba en un garaje pequeño, que no tenía nada de nutrición y tampoco tenía coach. Únicamente con la voluntad de querer ser campeón practicaba y llegué hasta el campeonato. 

Después de perder la pelea por el campeonato, he aprendido también a lidiar con esa frustración. La verdad es que antes como mexicano siempre me iba 'a los chingadazos', a ver quién se cansa primero, pero ahora tengo mas técnica, mejor boxeo, mejor lucha, mejores derribos, mejor condición y, sobre todo, mejor nutrición. Nunca había hecho dieta, yo comía tacos o cualquier cosa que mi mamá me preparara, pero cuando la meta es profesional me tengo que comportar como un profesional y dejar a un lado los chilaquiles, los tacos y los tamales. 

 

Sobre sus planes como peleador

 

Lo que viene para mí es todo sobre UFC, sobre con quién me quieren ver pelear y claro que ir por el campeonato de peso pluma. Este año hubiera querido pelear en UFC México, pero el enfrentamiento habría tenido que ser contra Yair 'El Pantera' y no lo acepté; no me gusta que los mexicanos se peleen entre sí. Es una ultima opción, si él gana y yo gano y se pide una pelea de mexicano contra mexicano, pues veremos en el futuro.