Nutrición

Tips para disminuir tu consumo de sodio

L.N. Carmen Haro / Septiembre 2019
Star News - Tips para disminuir tu consumo de sodio

A pesar de ser un nutrimento clave en la alimentación es necesario consumirlo con moderación.

El sodio es un nutrimento que se encuentra en la sal de mesa y en muchos otros alimentos. Mientras que en algunos de ellos se encuentra de forma natural, en la mayor parte de los alimentos industrializados se añade sodio para dar sabor, como conservador, o bien para cambiar su textura.

Nuestro cuerpo requiere de una determinada cantidad de sodio para funcionar adecuadamente, ya que interviene en algunas funciones como el adecuado equilibrio de los líquidos del cuerpo, en la transmisión de impulsos nerviosos y contracción y relajación de los músculos, entre otros.

Sin embargo, si consumimos sodio en exceso, puede provocar presión arterial alta, lo cual a su vez puede dar origen a otros problemas de salud como accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón y renales, entre otros.

Por lo general, la mayoría de las personas consume en su dieta más sodio del que necesita. La recomendación de los expertos es consumir alrededor de 2.4 gramos por día, lo que equivale a aproximadamente una cucharadita de sal de mesa al día.

Es importante tener presente que esta recomendación no aplica para personas con hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica.

Algunos sencillos cambios que puedes realizar en tu alimentación para disminuir el consumo de sodio son:

• Leer siempre las etiquetas de los alimentos y elegir los que vienen con la leyenda “reducido en sodio”, “bajo en sodio” o “sin sodio”.

• Reducir el consumo de alimentos enlatados y procesados como chorizo, jamón, salami, sopas enlatadas o de sobre, aceitunas, sal de ajo, sal de cebolla, entre otros.

• Al cocinar, es importante disminuir paulatinamente la cantidad de sal que utilizada para preparar alimentos. Así poco a poco podemos acostumbrarnos a comer menos sal.

• Es preferible usar especias en vez de sal para dar sabor a comidas, como pimienta, comino, cebolla, cilantro u orégano, por ejemplo.

• Se recomienda disminuir el uso de cubitos de caldo, salsa de soya y salsa de tomate, así como retirar el salero de la mesa.

• No es recomendable consumir alimentos congelados, no obstante, es mejor preferir aquellos sin sal añadida.

• Algunas medicinas contienen sodio, como los antiácidos, por lo que es importante no auto medicarse y leer siempre los empaques de las medicinas, especialmente si se padece de presión arterial alta.