Nutrición

¿Sueño después de comer?

L.N. Carmen Haro / Septiembre 2019
Star News - ¿Sueño después de comer?

Realizar pequeños ajustes en tu estilo de vida y alimentación permitirán mantenerte con mayor energía hasta en los días más ajetreados

Es muy probable que todos en algún momento hayamos tenido uno de esos días, en que después de comer nos cuesta mucho trabajo mantenernos despiertos, y entrar a una junta o concentrarnos en el trabajo resulta un esfuerzo casi imposible de lograr. En otras palabras, nos da lo que comúnmente se conoce como el “mal del puerco”.

Para que te no suceda otra vez, te comparto algunas sencillas sugerencias:

Desayuna todos los días

Nunca olvides esta comida, ya que siendo la primera será la que establecerá el nivel de energía que tendrás a lo largo del día.

Pon atención al tipo de carbohidratos que consumes

Cuando comemos requerimos de energía para procesar y digerir los alimentos, y dependiendo del tipo de comida que elijamos, este proceso nos puede hacer sentir más o menos cansados. En general, los alimentos que contienen azúcares simples como dulces, mermelada, azúcar, refrescos; o carbohidratos refinados como pasta, arroz blanco, papas pueden causarnos sueño.

Disminuye tu consumo de grasas

Estos alimentos suelen digerirse más lentamente, de hecho pasan más tiempo en nuestro estómago que los carbohidratos o las proteínas. Al pasar más tiempo con el estómago lleno, la sensación de pesadez aumenta así como también la fatiga. Comer alimentos con menos cantidad de grasa te ayudará a sentirte más ligero.

Modera el consumo de bebidas alcohólicas durante la comida

El alcohol tiene un efecto sedante, por lo que incluso una copa te puede hacer sentir cansado y con sueño durante la tarde.

No te saltes comidas

Establece horarios para tus comidas y trata de respetarlos.

Mantén una adecuada hidratación

Si mientras realizas los cambios en tu estilo de vida te da sueño, ya sea en tu trabajo, en una junta o en clases, estas sugerencias te pueden ayudar:

  • Ten siempre cerca de ti una botella de agua o bien, un vaso con agua; da pequeños sorbos cuando sientas sueño. Si está fría su efecto será más efectivo.
  • Aprende a realizar ejercicios de respiración, ya que ayudarán a mantenerte oxigenado y alerta.
  • Párate y camina un poco.

Sentirte cansado o con sueño durante el día es incómodo y además no te permite realizar tus actividades diarias plenamente, por lo que hacer pequeños ajustes en tu estilo de vida y hábitos de alimentación puede ayudar a disfrutar cada día de tu vida plenamente.