Vinos

Querétaro y su potencial como entidad productora de vinos de calidad

Claudio Innes / Septiembre 2019
Star News - Querétaro y su potencial como entidad productora de vinos de calidad

En esta ocasión les platicaré un poco de uno de los estados más representativos en cuanto a la producción de vinos de mesa de muy alta calidad, Querétaro.

 

Se trata de la región vinícola más al sur del hemisferio norte en el mundo. Tiene un clima favorable y una variedad de suelos que convienen a los diferentes cepajes que ahí se cultivan. Querétaro goza además de una situación geográfica estratégica por su cercanía con la Ciudad de México, lo que lo convierte en un destino turístico conveniente para los habitantes capitalinos que buscan un acercamiento a la cultura del vino a una distancia muy accesible.

 

Algunos de los proyectos más serios e interesantes como Freixenet y San Juanito, se encuentran entre las poblaciones de Peña de Bernal y Ezequiel Montes, teniendo la primera, categoría de Pueblo Mágico y por ende, además de su belleza, propone opciones muy interesantes de hospedaje y gastronomía.

 

El paseo a pie por sus callejuelas y la incomparable vista del tercer monolito más grande del mundo completan la lista de atractivos de este destino. Durante la época de vendimia, las diferentes vinícolas organizan eventos artísticos y gastronómicos de relevancia, además de las actividades que proponen para cada fin de semana.

 

En el estado de Querétaro existen veintisiete proyectos vitivinícolas repartidos en siete municipios que producen vinos blancos, rosados, tintos y espumosos procedentes de sus quinientas hectáreas de viñedo establecidas 1,900 metros sobre el nivel del mar.

 

La vitivinicultura de esta hermosa región no es una novedad, las primeras vides documentadas datan del año 1533 y ha pasado por diferentes etapas que van desde prohibiciones de la Corona Española hasta la tristemente famosa plaga de la filoxera, en 1860, que devastó la mayor parte de los viñedos alrededor del mundo.

 

Es finalmente, durante el año 2000, que resurge el viñedo queretano, con proyectos serios, visionarios y con los montos de inversión necesarios para generar una industria bien equipada, con todos los elementos necesarios para lograr, en menos de veinte años, posicionarse como una entidad importante en la producción de vinos que han sido acreedores de medallas en los concursos más importantes del mundo.

 

Los invito entonces a considerar a Querétaro como un destino obligado para los amantes del vino o para quienes quieran incursionar en este mundo. Vayan en familia, adquieran sus vinos, visiten las vinícolas, prueben su gastronomía y disfruten de todos los atractivos de este bellísimo destino turístico de nuestro país.

 

Sus sugerencias y cometarios son bienvenidos en [email protected]