Nutrición

QUE EL ESTRÉS NO DIRIGA TU ALIMENTACIÓN

L.N. Carmen Haro / Octubre 2020
Star News - QUE EL ESTRÉS NO DIRIGA TU ALIMENTACIÓN

La forma en que manejamos los problemas del día a día puede influir en nuestra manera de comer

¿Quién de nosotros no se ha sentido estresado en algún momento de su vida? Hay muchas cir- cunstancias que pueden generarnos estrés: el trabajo, presiones económicas, el peso, el tráfico, entre otras. 

Estar sometido a situaciones que producen estrés de forma recurrente, puede hacer que el cuerpo secrete ciertas hormonas que hacen que tu apetito se incremente. Y como si eso no fuera sufi- ciente, investigaciones han encontrado que el estrés incrementa nuestra preferencia por alimentos altos en grasas y azúcar. 

Por otra parte, también puede afectar la calidad del sueño, lo que ocasionará que al día siguiente te sientas sin energía y busques reponer esa falta de energía comiendo. Y sin energía, es probable que no tengas la fuerza o ganas para realizar ejercicio físico. 

Todos estos factores se convertirán en un círculo vicioso que pueden tener efectos negativos sobre tu peso, apariencia y salud en general. Para evitarlo, elige alimentos que te ayuden a disminuir el estrés y sus efectos negativos, algunos de ellos son: 

• Vegetales de hoja verde oscuro
Como espinaca, lechuga, espárragos o brócoli, ya que favorecen la secreción de hormonas como la serotonina y dopamina que ayudan a tu cuerpo a relajarse. 

• Alimentos que contengan ácido fólico
Investigaciones han encontrado que las personas que consumen cantidades adecuadas de ácido fólico en su alimentación, disminuyen la probabilidad de padecer depresión. Algunos alimentos que lo contienen son: coliflor, coles de bruselas, zanahorias, frijoles, aguacate, naranja, fresas, entre otras. 

• Frutas y verduras
De cualquier color, y de preferencia frescas y con cáscara en lugar de sólo en jugos, te van a ayudar a disminuir la ansiedad y a calmar tus nervios. Además de que por su contenido de antioxidantes pueden disminuir los efectos negativos que el estrés produce en tu cuerpo. 

• Alimentos altos en fibra
Los alimentos altos en fibra como cereales de grano entero, leguminosas como frijoles o lentejas y frutas y verduras pueden ayudar a sentirnos relajados. 

• Yogurt
Elige las versiones naturales y bajas en grasa. Lo puedes consumir en el desayuno o como refrigerio. 

• Almendras, nueces o cacahuates Por su gran contenido en Vitamina E, son excelentes antioxidantes que ayudan a neutralizar la aparición de enfermedades degenerativas y del envejecimiento prematuro, mejorando la capacidad intelectual la cual es fundamental al momento de resolver problemas del día a día. 

 

 

Ten presente, que también te puede ayudar a disminuir el estrés, practicar ejercicio físico de for- ma habitual y realizar actividades que te ayuden a relajarte como leer o platicar con amigos.