UFC

Jorge Masvidal

Flor Velázquez / Noviembre 2019
Star News - Jorge Masvidal

Del nocaut más rápido en la historia de la UFC a sus próximos retos dentro del octágono

El espectáculo que semana tras semana ofrece la UFC es la suma de varios factores combinados que dan como resultado un show que mantiene a los espectadores al menos tres horas frente al televisor. 

 

Además de las técnicas y habilidades que dejan notar los peleadores en sus combates, el trabajo de medios de comunicación es clave para lograr que no se deje de hablar de determinados combates desde semanas o incluso meses anteriores a que se efectúen.

 

El pasado mes de julio, todos los reflectores se posaron sobre el peleador de raíces latinas Jorge Masvidal, quien después de mucho prometer previo a su enfrentamiento, hizo lo que nadie en la historia de la UFC, lograr ganar la pelea vía nocaut en tan solo 5 segundos. 

 

Nacido en Miami, de padre cubano y madre peruana, Jorge Masvidal siempre quiso ser boxeador y desde niño siempre se le vio involucrado en peleas callejeras. Sus padres lo impulsaron a entrenar lucha libre, sin embargo nunca pudo conseguir el grado necesario para competir dentro de un equipo. Las artes marciales mixtas le marcaron el camino. 

 

En el 2003 debutó en Kickboxing y para el 2005 ya formaba parte de la cartelera de diversas competencias de artes marciales mixtas en Estados Unidos. Hizo su debut en UFC contra Tim Means el 20 de abril de 2013, ganando la pelea por decisión unánime. 

 

Sobre los encontronazos mediáticos previos a las grandes peleas: 

"Muchas veces, cuando la gente solamente está hablando para decir cosas negativas, no me gusta, porque este no es un deporte negativo. Este es un deporte de mucho conocimiento, de conocer tu alma, tu espíritu, tus habilidades físicas y mentales. Todo eso de estar hablando; de estar insultando no tiene cabida en este deporte. Yo sé que mucha gente lo hace para generar dinero, para que la gente hable de ellos, pero no se necesita (…) si haces bien tu trabajo y eres un buen peleador, la gente y el mundo entero te van a mirar".

 

Técnica y habilidad vs. discusión fuera del octágono:

"Yo le tengo mucho respeto a la comunidad de luchadores como a Khabib, a los luchadores que meten las manos y se esfuerzan por terminar las peleas. Los peleadores de antes que defendían su título yo los respeto, muchos de los de ahora —como Usman— que no aceptan peleas y al contrario, piensan que deben discutir por él, esa gente no son peleadores; lo único que saben hacer es hablar y hablar y hablar, ¿y porque hablan tanto? porque no pueden ni saben pelear". 

 

Preparación para sus próximas peleas: 

"Estoy armado hasta los dientes y listo para lo que venga (…) en esta visita a México he comido muchísimo, llevo como diez tacos al pastor y 5 de cochinita pibil, solo hoy, pero sí, tengo que mantenerme en forma siempre (…) yo soy un peleador y además tengo que entretener a la gente, las personas trabajan duro y pagan para ver un show en el que yo tengo el compromiso de estar siempre preparado para darlo. Además, es entregarse al deporte al cien y no solo ganar cada pelea por un detalle mínimo y con poco esfuerzo como muchos lo hacen. Yo no soy así, yo siempre lo doy todo en el octágono, es lo más justo".