Autos

Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Septiembre 2019
Star News - Jeep Grand Cherokee Trackhawk

Endiabladamente poderosa

Pusimos a prueba a la versión más extrema del exitoso Jeep Grand Cherokee. Se trata del Trackhawk, cuyo nombre hace referencia a los vehículos con máximas capacidades de la marca. Es el máximo exponente en cuanto a velocidad, un vehículo que va de la carretera a la pista y considerado el más poderoso en 77 años de historia de Jeep.

Conocemos sus capacidades y aptitudes off-road, pero ahora se suma a este modelo un caballaje superior y un mayor rendimiento, haciéndolo el SUV de lujo más imponente y extremo de la marca.

No hay cambios en su diseño y se puede adquirir en nueve colores, entre ellos: granito, marfil, negro diamante, rhino y rojo adrenalina.

A su vez, se puede identificar de inmediato por el detalle que subraya el carácter de este SUV: no cuenta con luces antiniebla por el espacio para el flujo de aire por el supercargador, en las puertas delanteras se encuentra el logotipo de Supercharged y en la parte trasera resalta el nuevo diseño del sistema de escape cuádruple (cada una de cuatro pulgadas en color black chrome bajo).

Porta rines de titanio de 20 pulgadas con un diseño muy deportivo, donde se puede apreciar el sistema de frenado de la marca Brembo, con calipers amarillos y con sus imponentes discos de 400 milímetros adelante, los más grandes que se hayan montado jamás en cualquier Jeep.

Por dentro se puede apreciar un vehículo muy elegante gracias a la alta calidad en sus materiales. Tiene detalles de fibra de carbono y cuenta con una pantalla de información para el conductor de 7 pulgadas con tacómetro en el centro y el velocímetro ubicado a la izquierda.

Igualmente, en la consola central tiene una pantalla de 8.4 pulgadas táctil, que incluye el sistema UConnectApple CarPlay y Android Auto. En la pantalla también se tiene acceso al Performance Pages, donde se muestran distintos indicadores relacionados con el rendimiento y donde es posible cambiar los modos de manejo de este poderoso SUV, desde modo normal, sporttrack y modo nieve.

Ahora vamos a la parte más divertida: su desempeño y sus cualidades mecánicas.

Todo empieza en cuanto se enciende su poderoso motor V8 de 6.2 litros “súpercargado” (con el sonido y rugido tan peculiar de su propulsor), junto con una transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades, que brinda una mejor respuesta de cambio y mejora el rendimiento de combustible.

Todo esto y los sistemas de seguridad hacen que sea un verdadero devorador de asfalto por sus 645 libras pie de torque y 707 caballos de fuerza. Con ello, en tan solo 3.5 segundos se puede llegar a 100 Km/h.

Es importante mencionar que no la llevamos al extremo en la ciudad ni en carretera por cuestiones de seguridad, pero sí la probamos en pista para poder conocer su gran performance.

Aquí fue donde pudimos probar su modo sport y el modo más extremo, llamado Track, donde se elimina el control de tracción y estabilidad y es cuando hay que tener mayor precaución.

También probamos su sistema de frenado Brembo, que es capaz de frenar de 0 a 100 km/h en tan solo 35 metros. En cuanto a la suspensión, es rígida para la ciudad pero funciona excelentemente bien al llevarla a su máxima capacidad.

Fue un placer poder manejar este SUV súper deportivo de la marca Jeep. Es un verdadero monstruo sobre el asfalto y es capaz de llegar a 290 km/h; es un vehículo para los amantes de la adrenalina y sin duda será un auto que estará en la colección de varios y sobre todo de los amantes de la marca.

Inicialmente llegan únicamente 50 unidades, a un precio de $1,849,900 pesos.