Cine

¿En la sala de mi casa o en la sala de cine?

Lucero Solórzano Zinser / Septiembre 2019
Star News - ¿En la sala de mi casa o en la sala de cine?

El debate sigue abierto y los usuarios son los que tienen la última palabra

Gran debate se ha suscitado desde hace ya unos años ante el tema del streaming rivalizando con la exhibición cinematográfica tradicional. En mi opinión el cine no morirá: se ve y se seguirá viendo mejor en una sala oscura, repleta de extraños que se conmueven y emocionan ante las imágenes y sonidos que emanan de una enorme pantalla, sin distractores —por cierto, apague su teléfono—, quedando completamente cautivos.

 

En la sala de la casa es agradable, cómodo, barato, podemos ver lo que queramos a la hora que nos plazca, entrar en pausa para ir al baño, a la cocina, contestar el teléfono o echarnos una siesta, pero eso al mismo tiempo rompe la magia única que sí se da durante dos horas en una sala de cine.

 

La película 'Roma' de Alfonso Cuarón atizó las fricciones entre la vieja guardia defensora de la producción y exhibición de cine tradicional —por usar una definición— y por otro las plataformas de internet representadas en este caso por Netflix, con usuarios en 190 países y que se ha convertido en un gigante que incrementa sus títulos, tanto de películas como de series, entre los que hay de todo: bueno, malo y pésimo.

 

Total, guste o no, 'Roma' barrió con los premios Oscar.

 

Pesos pesados como el mismísimo Steven Spielberg se siguen oponiendo a que las películas hechas para streaming aspiren a festivales y premios. Creo que es un esquema que ha llegado para quedarse y ambos negocios tendrán que convivir y compartir el mercado.

 

El acuerdo ahora se aplica para la más reciente película de Martin Scorsese: 'The Irishman', en la que por novena ocasión dirige a Robert De Niro en un largometraje, junto con nada menos que Al Pacino y Joe Pesci. La cinta tendrá una ventana de dos a tres semanas en estreno limitado en cines y de ahí se irá a la plataforma Netflix, dueña absoluta de los derechos de distribución. 

 

Será interesante observar la respuesta del público, la crítica y las ceremonias de premios.