Reportajes

Desde la cima del valle

Emmanuel A. González Anaya / Septiembre 2019
Star News - Desde la cima del valle

El territorio del municipio de El Marqués, Querétaro, está conformado por una serie de lomeríos y extensas planicies, entre las que desde el año 2010 se desarrolló la comunidad planeada de Zibatá —vocablo otomí que significa "lugar en la cima del valle"— la cual alberga actualmente más de 4,000 familias en un entorno inigualable en la zona metropolitana de Querétaro.

 

Las premisas de diseño con las que se llevó a cabo el plan maestro incluyen la protección de especies nativas, habiendo rescatado a la fecha más de noventa mil de flora y alrededor de mil de fauna; reubicándoles tanto en las glorietas y andadores verdes, como en sus más de 150 hectáreas de zonas de conservación. El desarrollo cuenta con una de las plantas tratadoras de agua más eficientes del estado, reutilizando el 80% del agua utilizada por cada vivienda.

 

En cuanto a movilidad y conectividad, Zibatá cuenta con una infraestructura peatonal, ciclista y vehicular diferenciada que permite a las personas recorrerlo de manera segura y cómoda en el modo de transporte que prefiera. 

 

Estas rutas conectan en su interior los diferentes desarrollos habitacionales con el Parque Deportivo Saki y el Parque sensorial Jamadi —que en conjunto suman más de 63,000 metros cuadrados de superficie— con el campo de golf abierto al público de 85 hectáreas con 18 hoyos y 5 lagos y con el futuro town center que albergará los usos comerciales y de esparcimiento en el centro de la ciudad.

 

Las vialidades dentro del desarrollo tienen tres carriles en cada sentido, permitiendo el tránsito fluido de vehículos en todo momento. Hacia fuera, el fraccionamiento se conecta por medio de las principales avenidas regionales del norte de la zona metropolitana: el anillo vial Fray Junípero Serra y el Circuito Universidades I y II.

 

De esta forma, en el contexto regional tiene una localización privilegiada, ya que le permite estar conectado con las principales ciudades del centro del país por medio de las carreteras a México y San Luis Potosí que se encuentran muy cerca de los tres pórticos del desarrollo. 

 

Además, gracias a su cercanía con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, quienes viven en Zibatá pueden llegar en no más de 12 minutos, haciendo eficiente el traslado y así iniciar su viaje sin contratiempos. 

 

Saliendo de Zibatá el trayecto es de 15 minutos al centro histórico de Querétaro hacia el sur, o de una hora a San Miguel de Allende al norponiente, declarados los dos como Patrimonio Mundial de la Humanidad; a los Pueblos Mágicos de Cadereyta de Montes en tan solo una hora y Bernal en 45 minutos ambos al oriente, a San Luis Potosí al norte y Ciudad de México al surponiente en 2 horas 45 minutos.

 

Esta excelente ubicación, así como los diferenciadores del fraccionamiento y las amenidades que tiene, han detonado el desarrollo de la zona ya que, desde sus inicios, diversos servicios de educación, comercio y entretenimiento se han instalado en los alrededores, impulsando el crecimiento de la economía y elevando la plusvalía tanto del mismo Zibatá como de los desarrollos inmobiliarios vecinos.

 

Muy cerca se han construido las plazas comerciales Antea, Urban Center Jurica, Urban Center Juriquilla, UpTown Juriquilla y Paseo Querétaro, así como los centros educativos Universidad Anáhuac, Colegio Maple, Altus, Colegio Suizo, Liceo Francés, Colegio Newland y Canadian School.

 

Sin duda Zibatá es un referente en la región del Bajío. En 2013 se posicionó como el 'Mejor Desarrollo Residencial de Uso Mixto', distinción otorgada por The International Property Awards en Inglaterra. En el diseño del master plan y las distintas fases de ejecución han participado firmas nacionales e internacionales, destacando Michael McKay, Artigas, Estudio Lamela, GVA y Carter Morrish junto con Rafael Alarcón en el diseño del campo de golf.

 

Con lo anterior, estoy seguro que ya sea para vivir o invertir, Zibatá es una opción irresistible para cualquier persona. El futuro se ve prometedor con la consolidación del Town Center, el cual pretende una alta intensidad de mixtura de usos de suelo, así como de la densidad de construcción, atrayendo así comercios y servicios para contar con una ciudad viva todo el día.