Agricultura

Cultivando ciudadanos

Septiembre 2019
Star News - Cultivando ciudadanos

El mundo contemporáneo ha llevado a la sociedad a vivir en una dinámica en que la alimentación y la ecología caen en incoherencias que es necesario corregir cuanto antes

Nuestro país produce más alimentos que nunca y sin embargo, millones de personas viven en la incertidumbre de no saber qué comerán al día siguiente. No es de sorprenderse que en las ciudades, una parte de la población se encuentre en “desiertos de alimentos” donde el acceso a comida saludable es limitado y caro.

El acceso a alimentos sanos se ha convertido en un lujo. Hoy en día vivimos una situación en donde comprar agua se ha vuelto normal, donde las bebidas azucaradas frecuentemente tienen un precio más bajo que el agua y donde la leche prácticamente no tiene leche.

A eso le sumamos una situación donde encontramos gente que abraza árboles pero espera tener panes de trigo sin gluten, veganos que mantienen al perro en la azotea y manejan autos con asientos de piel y una corriente de “sin popote por favor” que consume vegetalitos orgánicos empaquetados en cajitas de plástico.

¿Irónico?

Más irónico es que haya gente obesa desnutrida y que en tantas ciudades haya disponibles terrenos baldíos y parques que pudieran ser cultivados, y azoteas que podrían volverse espacios para producir alimento. ¡Si la gente supiera cuánta comida es posible obtener de diez metros cuadrados!

¿Qué sucedería si los fraccionamientos tuvieran un espacio común de huerto?, ¿si los niños tuvieran acceso a huertos en la escuela y Nutrición fuera una materia de estudio? Si los niños supieran leer y entender lo que dice una etiqueta de ingredientes, el contenido de los supermercados cambiaría por deseo de los consumidores.

¿Cómo sería correr en las mañanas por un parque donde crecen los vegetales que se pueden comprar al terminar el ejercicio?

Si el mendigo y el gerente de empresa que se encuentran en el semáforo coincidieran en el parque que está frente a ese cruce con una pala y una carretilla, se darían cuenta que ambos son humanos y que tienen más cosas en común de lo que imaginan.

En un pequeño espacio del jardín pueden vivir felices 4 gallinas que producirán huevo suficiente para una familia de 3. En un espacio de solo un metro cuadrado es posible transformar en tierra fértil buena parte de los mismos desperdicios de la cocina utilizando lombrices.

En diez metros cuadrados pueden producirse suficientes espinacas, lechugas, betabeles y acelgas para esa misma familia. ¿Y en 100 m2 de un fraccionamiento o en 1,000 m2 de parque?

¿Es una locura? Creo que es más loco comprar agua.