Ciencia

Cuerpo cyborg

León Pablo Bárcenas Clavel / Febrero 2020
Star News - Cuerpo cyborg

La tecnología relacionada con la rehabilitación física y psicológica de las personas se acerca al futuro y la ciencia ficción

En México, existen empresas como Soblin en Mexicali, Baja California Norte; Orteoprots en Naucalpan, Estado de México o Roki Robotics en Zapopan, Jalisco. Todas creadas por ingenieros e investigadores mexicanos, que se dedican a la investigación y fabricación de aditamentos de alta tecnología que serán incorporados al cuerpo de personas con alguna discapacidad de movimiento, la falta de un brazo o mano, o parte de las piernas, incluso ambas. Estas prótesis están orientadas al restablecimiento de las capacidades habituales de movilidad, mejorando la calidad de vida física y también psicológica.

A las personas que han incorporado elementos cibernéticos a su organismo se les ha llamado cyborg desde 1960, cuando los investigadores Manfred E. Clynes y Nathan S. Kline del Laboratorio de Simulación Dinámica de Rockland State Hospital, en Nueva York, propusieron el término durante el desarrollo de tecnologías orientadas a un ser humano mejorado que pudiera sobrevivir a entornos extraterrestres.

 

En la disciplina médica, se habla de cyborg tanto para la restauración de miembros como para la mejora de algunas capacidades específicas en el ser humano. Por ejemplo, Neil Harbisson es el caso más conocido por ser el primer cyborg legalmente reconocido.

 

Él es británico y al no poder percibir los colores, se le incorporó una antena en el cráneo que "traduce" a sonidos todas las variaciones lumínicas de su entorno. Harbisson, junto con la artista española Moon Ribas —quien tiene incorporado en su cuerpo un sensor sísmico on line—, crearon en 2010 la Cyborg Foundation, que trabaja por la igualdad de derechos de las personas que poseen prótesis tecnológicas en sus cuerpos.

 

Los derechos para un cyborg incluyen un trato igual al de cualquier persona: no se le puede implantar o retirar las partes artificiales sin un debido proceso, así como su uso libre y voluntario por lo que su libertad no estará sujeta a los intereses de otros, sean personas, empresas o gobiernos. Tomemos como referencia que estas personas tienen serios problemas al transitar por los aeropuertos.

 

Con estas modificaciones corporales, también se cambia la manera de pensar el cuerpo. La corriente llamada 'transhumanismo' cuestiona los beneficios y riesgos de la modificación corporal basada en la tecnología. Estas nuevas formas de pensar incorporan al feminismo, como es el caso de Donna Haraway y su texto de 1984, 'El Manifiesto cyborg'.

 

El rediseño corporal de recuperación que por lo pronto es el que se diseña y fabrica en México, resulta de 3 a 10 veces más barato comparado con los equipos adquiridos en otros países. Son varios los reconocimientos y premios que las empresas mexicanas mencionadas han conseguido en exposiciones, congresos, incluso competencias deportivas como el Cybathlon u olimpiada biónica que organiza la Escuela Politécnica Superior de Zúrich, Suiza.

 

En el Cybathlon compiten atletas con discapacidades físicas y mentales, de movimiento, ceguera o parálisis cerebral, que poseen prótesis biónicas. La empresa Roki Robotics ha participado en la categoría de exoesqueletos —soportes externos que protegen y ayudan al sistema muscular—. No han ganado el oro, pero sus proyectos permiten que sus usuarios vuelvan a caminar.

 

En definitiva, los avances en el rubro de la salud y rehabilitación fisica de las personas, cada vez van más encaminados al uso e incorporación de prótesis, implantes y accesorios de tecnología avanzada que además de mejorar la calidad de vida de los pacientes, acercan a la humanidad a un futuro robótico.