Nutrición

Chile, más que sabor a tus platillos

L.N. Carmen Haro / Septiembre 2019
Star News - Chile, más que sabor a tus platillos

Característico de la gastronomía mexicana, su consumo tiene muchos beneficios a la salud

Los chiles son uno de los alimentos que México ha dado al mundo, cuyo sabor y capacidad de cambiar y resaltar otros sabores ha sido ampliamente aceptado y reconocido a nivel internacional. Actualmente, más del 90% de los chiles que se consumen en el mundo son de especies originarias de México.

 

Los chiles son reconocidos también por los beneficios que aportan a la salud, ya que contienen una gran variedad de nutrimentos, los cuales pueden variar un poco dependiendo del tipo y de su color, sin embargo, en forma general podemos mencionar:

 

Vitamina A.
Ayuda a mantener nuestra salud visual y fortalece nuestras defensas.

 

Vitamina C.
Antioxidante que ayuda a proteger nuestras células del daño causado por los radicales libres. Favorece la absorción del hierro además de ayudar a fortalecer nuestro sistema inmune.

 

Licopeno.
Puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de ovario y próstata.

 

Luteína.
Puede retrasar la aparición de enfermedades oculares, como cataratas y degeneración macular.

 

Potasio.
Incluir dentro de nuestra alimentación habitual alimentos que lo contengan puede ayudar a mantener nuestra presión arterial dentro de niveles saludables.

 

Capsaicina.
Este compuesto es el que determina qué tan picante puede ser un chile; entre mayor cantidad contenga, mayor será su picor. Por ejemplo, los chiles habaneros son una de las variedades que contienen la mayor cantidad de este compuesto.

 

Además, el chile puede ayudar a acelerar el metabolismo para mantener un peso saludable. Es necesario resaltar que lo hace únicamente por unas horas después de haber sido consumido, por lo que no es la clave para adelgazar o mantener un peso saludable.

 

Para obtener todos los beneficios que los chiles te pueden proporcionar, considera que:

 

  • Los puedes incluir como ingrediente o condimento en sopas, guisados, botanas, refrigerios, salsas, huevos, entre otros.

 

  • Si vas a preparar salsas, evita freírlas en aceite. En su lugar utiliza sartenes de teflón.

 

  • Busca incluir en tu alimentación distintas variedades y colores de chiles para obtener una mayor variedad de nutrimentos.

 

  • Si padeces de úlcera, colitis o gastritis deberás de reducir su consumo.