Entrevista

Ara Malikian

Septiembre 2019
Star News - Ara Malikian

“Quiero que cuando la gente me escuche sienta lo mismo que yo, mucha felicidad”

Quizá por elección propia o por imposición paterna durante la infancia, el violín se convirtió en una extensión de su cuerpo. Ara Malikian es considerado como uno de los grandes violinistas en la actualidad, ya que su estilo ha convertido a su instrumento en una forma de expresión en la música contemporánea.

Nacido en Líbano, en el 68, tuvo una infancia difícil en la cual la guerra civil fue protagonista de sus días y noches, pero su padre se encargó de cambiar el aturdidor sonido de las bombas por las suaves notas que día con día practicaba junto a él.

A sus cincuenta años —y con casi cuarenta de trayectoria— Ara sigue viviendo apasionado de su instrumento musical y a punto de comenzar una gira mundial de aproximadamente 200 conciertos.

Con un estilo que fusiona el folk con el flamenco, la música gitana con el tango y sonidos balcánicos con toques europeos, escucharlo es un viaje auditivo que te lleva desde Medio Oriente hasta España.

Se ha presentado en los escenarios más representativos a nivel mundial como el Carnegie Hall en Nueva York, el Barbican Centre en Londres y el Teatro Real en Madrid.

En entrevista exclusiva desde Madrid para Star News, Ara Malikian nos platica cómo fue que hizo de la música un estilo de vida, que busca transmitir con sus interpretaciones y algunos detalles del significado de Royal Garage World Tour.

¿Cómo fue tu primer contacto con la música?
Mi padre era violinista, entonces la música estuvo en casa prácticamente desde que nací. En cuanto pude tomar un violín, mi papá prácticamente me obligó a aprender. De pequeño fue pesado ya que ves que los niños de tu edad salen a jugar o hacen otras cosas y yo tenía que estar en casa estudiando. Ahora estoy muy agradecido con mi padre por haberme “obligado” aunque es algo que yo no podría hacer con mi propio hijo.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en tu carrera?
Yo creo que cuando haces música no la haces por reto, sino por amor a la música, al arte; por compartir lo que haces con otras personas. Yo diría que la mayor satisfacción es la reacción del público cuando los músicos damos un concierto, sin embargo, eso va cambiando con el tiempo. Cuando era más joven, mi objetivo principal al hacer música era el poder sobrevivir porque hubo épocas difíciles, en ese momento parecía un verdadero reto sobrevivir de hacer lo que te gusta, afortunadamente ya no es así, dedicarme a la música es un placer.

Fuera y dentro del mundo de la música ¿a quien admiras?
A muchísima gente. Admiro a las personas que dedican su vida y su energía a las causas humanitarias. Admiro a las personas que ayudan a los demás, que respetan las diferencias. Creo que la admiración va más allá de las personas famosas, creo que es una cuestión más humanitaria. Igualmente, siempre he admirado a mi padre.

¿Qué te falta por hacer en tu carrera?
Mientras siga tocando, viajando, conociendo nuevos lugares y subiendo al escenario, soy completamente feliz. Yo no creo que esta profesión sea de retos, sino de irla construyendo día con día, con el placer de disfrutar lo que se hace.

¿Cuál es el concepto de Royal Garage World Tour, tu próxima gira mundial?
Con este tour mundial quiero contar a través de la música mi historia en los garajes. Sabes que los garajes para los músicos son lugares importantes; espacios donde se pueden reunir a estudiar, a inspirarse, a tocar. Para nosotros estos espacios son muy representativos porque ahí ensayamos, bailamos, disfrutamos la música y lo que hacemos en un espacio íntimo.

Personalmente, los garajes son importantes para mí porque en Líbano, únicamente en estos lugares podía compartir mi música con un público que deseaba escucharla. Además, cuando fue la guerra yo tenía aproximadamente 8 años, nos protegíamos de las bombas en sótanos y garajes en donde yo tocaba mientras eso sucedía afuera; las personas bailaban, cantaban y dentro de la situación tan dramática que se vivía, con la música intentábamos que el día a día se viviera más fácil.

Yo lo que busco desde entonces es transmitir lo que siento cuando hago e interpreto música, y siempre que lo hago me siento feliz; busco crear en el publico eso, solo emociones positivas.