Arte

Alberto Spinetti: interpretando la realidad en escultura

Febrero 2020
Star News - Alberto Spinetti: interpretando la realidad en escultura

Alberto Spinetti es un artista plástico nacido en Venezuela y nacionalizado mexicano, dedicado a la escultura. En la actualidad, radica en México, donde tiene su taller y crea sus obras.

 

Su primer acercamiento con la plástica fue trabajando con cerámica, técnica que disfrutaba más que otra. Después descubrió la fundición y comenzó a experimentar. Estudió la Licenciatura en Artes Plásticas en el Instituto Armando Reverón. Después ganó una beca para estudiar en la facultad de artes del Instituto Politécnico de Valencia, España y al graduarse, obtuvo otra beca que lo llevó a Japón, donde hizo su Master en Escultura, en el Kyoto University of Arts. Con un interés profundo en el budismo zen, durante su estancia en tierras orientales experimentó y fusionó lo espiritual con lo artístico.

"Yo creo que descubrí el arte tardíamente y por casualidad. De jovencito tomé un taller de cerámica, y mi profesora —que era una persona encantadora, inteligente y muy sabia— creo que vio en mí una serie de características, una sensibilidad, y bueno, pienso que me estimuló a estudiar arte". Recuerda el artista.

 

"Al principio yo estaba un poco inseguro con el tema, porque como te digo, yo no crecí en un entorno relacionado con las artes plásticas, estas prácticas me parecían hasta cierto punto aburridas; los museos me parecían aburridos, etc. Finalmente tomé la decisión, me aceptaron y descubrí que esto del arte no era esa cosa tan sobria que yo creía, sino se podían hacer 1000 cosas más que yo no sabía en ese momento". 

 

Actualmente, trabaja 3 series de forma paralela:

 

Hombres al Vacío

 

Antes de saber que viviría en algún momento en México, Alberto encontró, en un libro sobre cultura prehispánica, la figura de un dios que tenía en el centro un nicho; un espacio para usarse de forma ritual. Esa imagen permaneció en él y así comenzó a trabajar esta idea.

 

Después, igualmente por medio de libros, conoció la obra de Luis Barragán, la otra parte de la inspiración de esta serie. "Toda esta influencia con los colores y la figura humana que siempre me han gustado, tuvo que ver con el desarrollo de esta obra. La vida me trajo hasta México a fin y al cabo, de donde nació esta inspiración".

 

La serie consta de cajas intervenidas, con nichos y humanos dentro de ellos. Estos humanos se encuentran metidos en esos espacios.

 

"Esta serie tiene que ver con un llamado a la libertad de expresión, a la libertad creativa, a romper paradigmas de todo tipo".

 

El Hilo

 

Esta serie consta de hombres sobre nudos de hierro, suspendidos por estos mismos nudos. Los hilos de hierro forman diferentes figuras, poniendo en diversas situaciones a los personajes que se posan en ellos.

 

"El Hilo es una obra que comencé y sigo desarrollando en México. Tiene que ver con la vida y con las circunstancias que se presentan. Entonces hago una metáfora con la línea que se enreda en los personajes; que a veces es recta, a veces curva. Es una metáfora de la vida que yo relaciono con El Hilo. Entonces, pongo personajes en estas circunstancias".

 

Caballos Poéticos

 

Son figuras en bronce de caballos robustos, con patas significativamente largas y delgadas. Llevan trabajo con ácido y fuego.

 

"Utilizo la figura del caballo como una metáfora del alma poética; de la poesía. Es un animal que está un poco en el cielo y tiene unas patas muy largas, como el poeta. Al mismo tiempo está tocando la tierra, igual que el poeta, quien es un ser humano. Es un poco del alma poética que existe en cada ser humano".

 

Sobre sus técnicas

 

Utiliza el modelado de arcilla y plastilina de escultor, porque prefiere trabajar con las manos. Actualmente trabaja forjado en hierro en obras de la serie "El Hilo", por ejemplo. Igualmente, utiliza madera, pero lo principal es el forjado en bronce.

 

"Lo que más me gusta es utilizar las manos, me parece una forma bastante clásica. Me gusta hacer las figuras en arcilla o barro, luego le saco el molde y lo mando a fundición. Ellos me entregan el trabajo y yo le aplico ácido y fuego, para obtener color y texturas".

 

Próximos proyectos

 

"Yo creo que uno, como cualquier ser humano, siempre tiene vacíos que llenar. Yo, al ser una persona creativa, no te puedo decir que haya algo que me haga falta por completar, eso sería como una ilusión, porque llenas el vacío y enseguida se vacía en otro lado. Lo que tengo pensado para este año es seguir con la serie de caballos. Tengo varias ideas con caballos que quiero hacer: alados, unicornios, con caballos míticos. Pero siempre sabiendo que eso nunca va a llenar completamente, porque enseguida te sale otra idea y a seguirla desarrollando. La escultura es un proceso muy lento, por lo que no tengo del todo claro aún".